blog / artículos / Asesoría Laboral / Defensa en juicio de cobranza y negociación

Desempeño laboral: ¿las deudas te generan estrés financiero?

7 noviembre, 2020

La mayoría tiene muy claro que la circunstancia actual es compleja, nos encontramos frente a escenarios competitivos, amenazantes, turbulentos, con muchas o pocas oportunidades, y con situaciones que generan nuevos niveles de estrés, eso no se puede negar. El rol que tiene esto en el desempeño laboral de las personas nos hace ver que es importante entender cómo se relaciona esta tensión con la calidad de vida de la gente.

La mayoría tiene muy claro que la circunstancia actual es compleja, nos encontramos frente a escenarios competitivos, amenazantes, turbulentos, con muchas o pocas oportunidades, y con situaciones que generan nuevos niveles de estrés, eso no se puede negar. El rol que tiene esto en el desempeño laboral de las personas nos hace ver que es importante entender cómo se relaciona esta tensión con la calidad de vida de la gente.

La organización mundial de la salud considera que el alto estrés afecta negativamente a la salud psicológica y física de los trabajadores, y a la eficacia de las empresas para las que trabajan. 

 

¿Qué es estrés financiero y cómo afecta el desempeño laboral?

 

El estrés por el dinero y las deudas no permite que las personas se concentren y puedan cumplir oportunamente con su trabajo, incluso, pueden llegar a enfrentar problemas de salud y hasta conflictos familiares, debido a que la atención está enfocada en los problemas económicos.

El estrés financiero es el término que se utiliza cuando hay problemas económicos que generan ansiedad y tensión nerviosa permanente, esto puede afectar la productividad y estabilidad laboral. Una situación de sobreendeudamiento y el momento en que no se tiene acceso al capital para cubrir todas las deudas es un buen ejemplo.

 

Estrés financiero

 

Consecuencias del estrés financiero en el ámbito laboral

 

Como ya hemos mencionado, esta situación afecta directamente y además de forma negativa la productividad en el trabajo. Los efectos se pueden manifestar de diferentes maneras, como por ejemplo: ausencia laboral, estado de ánimo bajo o ánimos para hacer nada, inseguridad general, por la razón de que no se pueden controlar las finanzas.

También existe la posibilidad de sufrir el síndrome del “Burn out”, ya que en mayo del año 2019, la OMS le dio este nombre al “estrés laboral crónico”. Sus síntomas van desde la desmotivación y la fatiga física hasta la depresión. Las consecuencias para el trabajador afectado económicamente son absolutamente terribles, ya que puede llegar a desarrollar enfermedades. Y finalmente lo que afecta al trabajador, afecta a las empresas: tras una disminución progresiva de la productividad, se puede llegar al absentismo o a contagiar el estrés a otros compañeros del equipo.

 

Sugerencias para ayudar a reducir el estrés financiero y mejorar el desempeño laboral

 

El estrés financiero puede ser a veces abrumador y quizás sientas que es el fin del mundo, pero no lo es. Hay maneras saludables de abordarlo y estrategias prácticas de administración del dinero para prevenirlo.

Cuando hablamos de finanzas personales, siempre es mejor ir a la acción, no importa cuán poco creas que es, pero no te quedes sin hacer nada. Escondernos con la esperanza de que la circunstancia económica va a cambiar por arte de magia no es un buen plan. Empieza a adoptar medidas, y los pequeños logros te ayudarán a mantenerte motivado.

 

Lo primero sería organizar y administrar nuestro bolsillo aplicando ciertas prácticas financieras, y también emocionales:

 

El presupuesto mensual

La organización de tu presupuesto es clave, cada quién decide anticipadamente a que pago o gasto va destinada cierta cantidad de dinero de los ingresos. Dinero y buena administración del presupuesto van de la mano.

 

Hay que ser realistas

Define lo que puedes lograr en realidad y en cuanto tiempo. Una dieta alimenticia o una nueva rutina de ejercicios necesitan disciplina, de igual forma es necesario para lograr la estabilidad financiera y emocional que buscamos. Los objetivos que tenemos no pueden ser irreales o imposibles de alcanzar. Hay que ser honestos al administrar.

 

Revisar los hábitos de consumo

¿Cuáles son los malos hábitos que han afectado tu situación económica actual?, lo ideal es detectarlos y cambiarlos. Piensa en cómo los vas a cambiar y mejorar, pensando siempre en tu calidad de vida.

 

También puedes leer: Derechos del consumidor: guía con los 15 más importantes

 

Educación financiera

Los trabajadores que tienen mayor conocimiento sobre finanzas y economía tienen una tendencia menor a sufrir estrés financiero. No hay duda, desarrollar inteligencia y disciplina en las finanzas te ayudará a tomar mejores decisiones, y seguramente la situación actual y futura va a mejorar.

 

Mantener actitud positiva

La actitud puede ayudarte a mantener el ánimo y la motivación para resolver problemas financieros. En lugar de estancarte en la idea de que nunca saldrás de las deudas, empieza a imaginar la cantidad de estrés que disminuye conforme la deuda se hace más y más chica. Es importante creer que efectivamente lo vas a lograr.

Debes saber que en todo caso un asesor te puede ayudar a analizar tu situación y a guiarte. Cada vez es más frecuente encontrarse con soluciones digitales que permiten un acceso más inclusivo a este tipo de asesorías online.

Si te interesa recibir asesoría legal gratuita y aclarar otras dudas o inquietudes que puedas tener en relación estos temas, haz clic aquí y conversemos

¿Te interesan nuestros servicios?

Solicita tu primera asesoría gratuita

Reservar ahora