blog / artículos / Defensa en juicio de cobranza y negociación

Flexibilización de pagos, y otras alternativas al sobreendeudamiento

22 septiembre, 2020

El nuevo escenario económico y social producto de la pandemia, ha causado notorios efectos en las personas, hogares y empresas. La pérdida de puestos de trabajo y la disminución de los ingresos, está generando consecuencias a todo nivel que nos afectarán seguramente durante los próximos años.

El nuevo escenario económico y social producto de la pandemia, ha causado notorios efectos en las personas, hogares y empresas. La pérdida de puestos de trabajo y la disminución de los ingresos, está generando consecuencias a todo nivel que nos afectarán seguramente durante los próximos años.

El sobreendeudamiento sumado a las condiciones actuales de falta de recursos para saldar esos compromisos, requiere soluciones concretas que van desde la flexibilización por parte de las instituciones financieras hasta un cambio de comportamiento de los individuos.

Raimundo Bravo, abogado y socio de Staff Chile, conversó con radio ADN entregando su análisis acerca de la contingencia y la realidad crediticia de los chilenos.

 

-Estamos ante una situación compleja, con gran cantidad de deudas impagas, sumado a una falta de educación financiera…

Así es, vivimos en una sociedad consumista, con altas aspiraciones y una notoria ausencia de educación financiera. Esto, sumado a la inestabilidad laboral y las múltiples facilidades que existen para acceder al crédito, para consumo de corto y largo plazo. Al final, todo se suma. Además, el registro de deuda es muy poco transparente, la gente no conoce realmente su situación. La pandemia por su parte, viene siendo el tiro de gracia.

 

-Ahora existe más liquidez por el retiro de parte de los fondos de pensiones. ¿Qué deberíamos hacer con esta plata? ¿Que hacer con el 10% de la AFP?

Muchas personas van a pagar compromisos y créditos. Sin embargo, no se está solucionando el problema de fondo. Los efectos del sobreendeudamiento no se resuelven con el 10%. Hay que pensar en más medidas en el corto y largo plazo.

 

¿Cuáles serían esas medidas? ¿Cómo salir de las deudas o evitar caer en sobre endeudamiento?

Por ejemplo, programas de educación financiera. Más intensidad en ese sentido. Los estudiantes tienen acceso a una cuenta corriente y productos bancarios. Son jóvenes que no tienen conocimiento de compromisos y créditos de consumo. Sería ideal integrar estos temas en los programas de educación. Además, un registro único de deudas. Así no habrá excusas para negar el conocimiento del nivel de deudas que tienen las personas. También serviría para detectar tasas de interés usureras.

 

¿Como se puede evitar la judicialización del conflicto?

Acá hay una responsabilidad compartida. Las instituciones deben abrir sus puertas y estar más abiertos a flexibilizar. La realidad económica ha cambiado y las condiciones de crédito siguen iguales. Esto debe estar respaldado por las autoridades que deben incentivar a las instituciones para evitar la judicialización. Ahora es un buen momento para este cambio de mecánica, construir nuevas relaciones con los deudores teniendo en cuenta la nueva realidad.

 

¿Entonces la actual crisis ha puesto el tema en el debate? ¿Qué pasa con Chile y el sobreendeudamiento?

Claro, ahora está a flor de piel, está latente, pero esto se arrastra desde hace muchos años. Hubo muchos créditos con requisitos bajos, líneas de crédito como parte del sueldo. De pronto no hay más trabajo y esto se convierte en una carga. Es un problema que la industria del crédito arrastra desde hace años.

Si te interesa escuchar la entrevista entera, puedes hacerlo aquí

¿Te interesan nuestros servicios?

Solicita tu primera asesoría gratuita

Reservar ahora