blog / artículos / Asesoría Laboral

Ley de Protección al Empleo: Los beneficios de la reducción temporal de la jornada laboral

12 junio, 2020

La contingencia mundial por el Covid-19 ha afectado notablemente a todas las áreas de la sociedad. La economía en todas sus aristas, ha debido reaccionar rápidamente ante los constantes cambios que la pandemia ha provocado. Estas transformaciones repercuten directamente en las personas, afectando su vida diaria y por su puesto, el empleo.

La contingencia mundial por el Covid-19 ha afectado notablemente a todas las áreas de la sociedad. La economía en todas sus aristas, ha debido reaccionar rápidamente ante los constantes cambios que la pandemia ha provocado. Estas transformaciones repercuten directamente en las personas, afectando su vida diaria y por su puesto, el empleo.

Por eso, los gobiernos han debido hacerse cargo de esta nueva realidad, tomando medidas que permitan amortiguar las consecuencias y proteger a los trabajadores. En este contexto, la Ley de Protección al Empleo permite a los empleados acceder a los beneficios del Seguro de Cesantía sin perder sus puestos.

 

¿Cómo actúa esta Ley?

  • Si es que el contrato de trabajo es suspendido por acto de autoridad, por ejemplo en situación de cuarentena.
  • Si se llega entre ambas partes a un pacto para suspender temporalmente el contrato de trabajo.
  • Y por último, si se acuerda un pacto de reducción temporal de la jornada de trabajo.

 

Veamos entonces en qué consiste esta reducción 

Este punto de la Ley de Protección al Empleo entrega la alternativa a empleadores y empleados de acordar la reducción de la jornada laboral en hasta un 50%. El acuerdo puede ser de manera individual o colectiva, con el compromiso de que el empleador continúe pagando sueldos y cotizaciones previsionales proporcionales.

De la otra parte de la jornada, se hace cargo el Seguro de Cesantía, completando así la renta original. En el caso de que los recursos del seguro se agoten, también existe el Fondo de Cesantía Solidario que puede aportar con hasta el 25% del sueldo dependiendo de algunas variables. Lo importante es que el colaborador no pierda beneficios como bonos, aguinaldos y asignaciones.

 

Si el empleado está en esa situación, ¿qué trámite debe hacer? 

Ninguno. La ley ordena al empleador solicitar la suspensión del contrato directamente con la Dirección del Trabajo. Solo se debe estar atento a algunas consideraciones dependiendo de la naturaleza del contrato. Si es indefinido, el colaborador deberá contar con 10 cotizaciones mensuales con el mismo empleador. Si es a plazo fijo, las cotizaciones deberán ser 5.

Tenemos que tener en cuenta que esta alternativa surge en situaciones de emergencia como las actuales, donde la inestabilidad económica provoca una serie de medidas reactivas y no definitivas. Por eso, la duración del acuerdo dependerá también del tipo de contrato: 3 meses para plazo fijo y 5 meses para los que tengan contrato indefinido.

Infórmate de las alternativas que la Ley de Protección al Empleo te ofrece ante la contingencia por el Covid-19 y pide tu primera asesoría online gratuita con STAFF para saber más sobre situaciones relacionados al derecho laboral.

¿Te interesan nuestros servicios?

Solicita tu primera asesoría gratuita

Reservar ahora