blog / artículos / Ley de Insolvencia y Reemprendimiento

Ley de quiebras: ¿cómo te protege ante distintos tipos de deudas?

26 octubre, 2020

Afrontar problemas económicos es un desafío, sin lugar a dudas, encontrarse de cara a la situación complicada de no poder responder a todos los compromisos financieros y responsabilidades es un factor que puede generar niveles excesivos de estrés. Cuando una persona o una empresa se declaran insolventes o en quiebra, es posible experimentar mucha preocupación y vulnerabilidad. El consejo número uno de los expertos en materia legal siempre es asumir el problema oportunamente, o acudir también a ayuda profesional.

Afrontar problemas económicos es un desafío, sin lugar a dudas, encontrarse de cara a la situación complicada de no poder responder a todos los compromisos financieros y responsabilidades es un factor que puede generar niveles excesivos de estrés. Cuando una persona o una empresa se declaran insolventes o en quiebra, es posible experimentar mucha preocupación y vulnerabilidad. El consejo número uno de los expertos en materia legal siempre es asumir el problema oportunamente, o acudir también a ayuda profesional.

La buena noticia es que sí existe el apoyo y protección para estos casos. Hoy día no solo las empresas pueden acogerse a la ley de quiebras con el objetivo de solventar su situación de deudas, también lo pueden hacer las personas naturales.

Revisión de deudas

 

La nueva Ley de Quiebras te puede amparar ante tu situación de deudas 

En chile existe La ley No. 20.720, que es la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento desde el año 2014. Esta sustituye a la ya conocida Ley de Quiebras, y su finalidad es que las personas naturales y jurídicas (empresas y cualquier ciudadano) organice su difícil situación de deudas y así puedan seguir adelante con tranquilidad.

 

Los beneficios de esta nueva ley de quiebras son los siguientes:

  1. Acortar o definir nuevos plazos para pagar y también condonar intereses moratorios.
  2. Se podrá salir de deudas y también salir de Dicom, porque se podrá dejar limpio el certificado de antecedentes comerciales.
  3. Desde el inicio hasta el final del proceso de quiebra, se podrá contar con protección financiera, y de esta manera los acreedores no podrán cambiar porcentajes de intereses o proceder con embargo de bienes.

 

Los requisitos:

  1. La persona deudora debe tener dos o más deudas vencidas, y esto debe ser por más de 90 días corridos, actualmente exigibles, que provengan de obligaciones distintas y que la obligación sume más de 80 UF.
  2. La persona no debe haber recibido notificación de demanda o juicio en su contra.

 

También puedes leer: Reorganización de empresas la capacidad de volver a empezar en tiempos de crisis

 

Gestión de deudas

 

La persona insolvente puede optar por estas alternativas

 

Se pueden optar por dos de los siguientes procedimientos:

1 – Renegociación de deudas

Con esta opción se tiene la posibilidad de negociar de nuevo las deudas con los acreedores. Esta alternativa busca lograr un acuerdo entre las partes, y si lo propuesto es aprobado por los acreedores, se entenderán como extinguidos, renovados o repactados todos los créditos que forman parte de ese acuerdo. Este proceso se lleva a cabo ante la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento.

2 – Liquidación de los bienes

En este caso el deudor pone a disposición sus bienes, luego estos serán rematados para que se pueda pagar la deuda. Una vez terminado el procedimiento, se extinguirán todas las deudas antes del inicio del Procedimiento Concursal de Liquidación.

A diferencia de la renegociación, este proceso se lleva a cabo ante un tribunal de competencia civil y además con el apoyo de abogados especialistas en quiebras.

 

Ventajas y desventajas de declararse en quiebra

Desventajas

  1. Perder la libre administración de los bienes.
  2. No todas las deudas entran en este tipo de procedimientos.

Recomendación: averiguar antes si el tipo de situación de tus deudas aplica para poder realizar estos procedimientos.

 

Ventajas

  1. Procedimiento totalmente gratuito.
  2. Librar al deudor de la constante presión de los acreedores.
  3. Una de las ventajas más importantes es que el deudor puede limpiar su historial crediticio y empezar de nuevo, con tranquilidad, sin la carga negativa del pasado.

 

Deudas y ley de quiebras

 

Es importante analizar y considerar todo antes de tomar la decisión

Para declararse en quiebra, es recomendable analizar y consultar con expertos en la materia.

Previo a la toma de decisión definitiva, siempre cuida también de que ellos estén comprometidos con cuidar tus intereses. Toda persona bajo situación delicada de deudas quiere la tranquilidad de empezar desde 0, esto es posible con la nueva ley de quiebras, sin embargo, y dependiendo de los casos, los resultados pueden ser lo que no esperamos. Antes de iniciar un proceso de quiebra personal, busca a un profesional que te pueda guiar. Respecto a esto último, es importante tener en cuenta que muchos casos se pueden resolver con otros mecanismos.

Si te interesa recibir una asesoría gratuita y aclarar otras dudas o inquietudes que puedas tener en relación a esta ley,

¡Podemos Conversar!

¿Te interesan nuestros servicios?

Solicita tu primera asesoría gratuita

Reservar ahora