blog / artículos / Nueva ley de quiebra personal

Nueva Ley de Quiebra para personas sin trabajo o con contrato suspendido

28 julio, 2020

La actual contingencia mundial, ha golpeado fuertemente en nuestra vida diaria. Una consecuencia directa de la recesión es su impacto en el trabajo. Según el último informe de Instituto Nacional de Estadísticas, en Chile la cesantía llegó al 9% durante el trimestre febrero-abril de 2020, el número más alto de la última década. El problema es transversal, afectando desde las grandes empresas hasta los pequeños emprendedores, que generan altos porcentajes de puestos en nuestro país.

La actual contingencia mundial, ha golpeado fuertemente en nuestra vida diaria. Una consecuencia directa de la recesión es su impacto en el trabajo. Según el último informe de Instituto Nacional de Estadísticas, en Chile la cesantía llegó al 9% durante el trimestre febrero-abril de 2020, el número más alto de la última década. El problema es transversal, afectando desde las grandes empresas hasta los pequeños emprendedores, que generan altos porcentajes de puestos en nuestro país.

Pero sin duda, el efecto más considerable del desempleo, es el que llega hasta las familias y sus economías. Más aún si aparte de los gastos normales, existen deudas por pagar y los recursos mensuales simplemente no alcanzan.

Afortunadamente existe una alternativa pensada para situaciones extremas, que permite buscar una salida que beneficie tanto al deudor como al acreedor: La Ley 20.720, conocida también como la nueva Ley de Quiebras.

Esta Ley de Insolvencia y Reemprendimiento existe desde hace 6 años y está enfocada directamente en las personas comunes y corrientes, dando la posibilidad de que también puedan declararse en quiebra ante determinadas circunstancias.

 

¿Quiénes tienen acceso y qué opciones entrega la nueva Ley de Quiebra?

Toda persona natural tiene acceso. Desde estudiantes, adultos mayores, hasta trabajadores dependientes o independientes cuyo nivel de endeudamiento supere su capacidad de pago.

El objetivo principal es generar un acuerdo entre las partes, definiendo plazos y condiciones favorables para el deudor, que contará con dos alternativas: la renegociación o la liquidación de bienes. Esta última, en caso de que la persona definitivamente no tenga cómo pagar.

Para ampararse en la Ley de Quiebra Personal, la persona debe tener:

  • Dos o más deudas que tengan más de 90 días.
  • Deudas deben provenir de obligaciones distintas.
  • Monto de deuda debe superar las 80 UF, unos $2.300.000 de pesos.
  • No debe poseer bienes y en el caso que los tenga, deben tener un valor menor al de la deuda.

 

¡Con la nueva Ley de Quiebra Personal, se puede volver a comenzar!

Entre otros beneficios, permite eliminar todas las deudas, los antecedentes comerciales y además da la alternativa de acceder nuevamente a créditos.

En Staff, te entregamos en todo momento la ayuda y asesoría profesional que necesitas para acceder de manera correcta a todos los beneficios que la Ley. Para más información, puedes hacer click aquí: Ley de Quiebra Personal

 

¿Te interesan nuestros servicios?

Solicita tu primera asesoría gratuita

Reservar ahora