blog / artículos / Ley de Insolvencia y Reemprendimiento

4 tips para quedar sin embargos y saber cómo evitarlos

14 marzo, 2021

Como lo hemos revisado en artículos anteriores, el embargo es una medida judicial que se aplica en situaciones críticas para proteger a una empresa o institución que ha otorgado un crédito, y no significa necesariamente que la persona deudora va a perder sus bienes o propiedades inmediatamente. Nadie desea escuchar esta palabra, pero es necesario entender el proceso para poder evitarlos y quedar finalmente sin embargos.

Como lo hemos revisado en artículos anteriores, el embargo es una medida judicial que se aplica en situaciones críticas para proteger a una empresa o institución que ha otorgado un crédito, y no significa necesariamente que la persona deudora va a perder sus bienes o propiedades inmediatamente. Nadie desea escuchar esta palabra, pero es necesario entender el proceso para poder evitarlos y quedar finalmente sin embargos.

El embargo se realiza a través de un receptor judicial, este es un funcionario que levanta un acta con el detalle de los bienes que posees, luego esto se envía al tribunal para que se conozca el caso. Después del embargo (que es cuando el receptor toma sus notas) los bienes aún son de tu propiedad, hasta ese momento no te los van a quitar, pero ahora no los puedes vender, arriesgando sanciones penales en caso de vender o destruir los bienes embargados. 

Entonces, el embargo es: la situación cuando el receptor judicial toma nota y detalle de tus pertenencias, pero no te las quita.

Después del embargo vienen dos procesos que pueden ser un poco drásticos para el deudor: Designación de un martillero público y remate de bienes. Para comprender más, revisemos otros puntos importantes que se definen a continuación.

 

¿Qué es un receptor judicial?

Básicamente es un funcionario que designa la corte suprema, este actúa como ministro de fe, es decir todo lo que diga se presume por ley su veracidad, por tanto su palabra vale más que la tuya.

 

¿Qué es un martillero público?

Después de que el receptor judicial toma nota de tus bienes y entrega el caso al tribunal, se designa un martillero público para que remate tus bienes. El martillero, es una persona natural que se inscribió en un registro nacional para poder realizar esta tarea. El martillero también se quedará con un porcentaje de lo rematado a fin de costear los gastos operacionales del remate. 

Una vez elegido el martillero se fija una fecha para el remate (15 días después aproximadamente), ya que es necesario realizar una publicación en prensa para que se haga oficial, y también para que vayan personas al remate (postores).

 

Sin embargos

 

Tips para quedar sin embargos y saber cómo evitarlos

 

1 | No se pueden vender u ocultar los bienes embargados

Como lo mencionamos en los párrafos iniciales, si recibiste un embargo, los bienes siguen siendo tu propiedad, pero no puedes venderlos. En ese caso, el código civil señala que esto se anula, porque perjudica al acreedor del préstamo; tampoco puedes mudarlos, destruirlos o esconderlos arriesgando inclusive sanciones penales.

 

2 | Existen bienes que no se pueden embargar

En principio, gran parte de tus bienes son embargables, pero por otro lado también hay una lista de bienes que no se pueden embargar por ningún motivo, como por ejemplo: pensión de alimentos, las remuneraciones, herramientas de trabajo, etc.

 

También puedes leer: Derechos de las personas: ¿Qué bienes me pueden embargar y cuáles no?

 

3 | Solicita la reducción del embargo

El embargo busca asegurar el pago de un crédito específico, y el valor de los bienes embargados no puede ser mayor al del crédito que se busca pagar. Por ejemplo, si un comercio te embarga por una deuda que tienes de $2.000.000 (dos millones de pesos), entonces para el proceso no se puede tomar en cuenta una de tus propiedades con valor de $20.000.000 (veinte millones de pesos). 

Lo importante es que el bien embargado sea proporcional o similar al monto de la deuda, de lo contrario, es posible solicitar la reducción y/o sustitución del embargo, esto quiere decir que se puede solicitar que cambiar el bien embargado, por ejemplo: Si te embargan tu casa para rematarla, se puede solicitar que se deje sin efecto ese embargo y que embarguen tu auto, por que su valor es más  proporcional o similar a la deuda actual.

 

4 | Puedes presentar una tercería

La tercería es considerada una de las maneras más efectivas para evitar un embargo. Puedes aprovechar y empezar el proceso legal que esta conlleva, y así podrás alegar que tus pertenencias no son tuyas sino de otra persona, ¿por qué harías esto?, porque si los bienes no son tuyos no los pueden embargar. 

Existen distintas clases de tercerías, pero las más importantes y las que más se aplican en la práctica son la tercería de posesión y la de dominio.

 

¿Qué es una tercería de posesión?

Es un mini juicio entre un tercero ajeno al caso (tercerista, otra persona) y las partes principales del juicio (tú y la empresa que te demanda). Este tercero alega ante el tribunal que los bienes embargados son suyos y que no tiene relación alguna con la demanda para así, evitar el remate de sus bienes.

¿Qué es una tercería de dominio?

Este es un procedimiento al que puede acudir una persona que no ha sido parte del procedimiento donde se han embargado bienes, y que según los antecedentes que acompañe al tribunal le permiten acreditar ser el dueño de los bienes embargados.

Ahora sabes más sobre cómo quedar sin embargos y cómo evitarlos. Si te interesa recibir una asesoría legal gratuita para aclarar otras dudas o inquietudes que puedas tener en relación a estos temas legales haz clic aquí para conversar

¿Te interesan nuestros servicios?

Solicita tu primera asesoría gratuita

Reservar ahora