blog / artículos / Blog

Tu empresa merece salir adelante: Reorganización y Liquidación de Empresas

27 agosto, 2020

Grandes, pequeñas o medianas, las empresas han sido uno de los sectores más afectados por la crisis mundial provocada por la pandemia. La baja en la producción, las dificultades para su normal funcionamiento, la logística y la pérdida de puestos de trabajo, significan un gran golpe a este sector. Sobre todo, a aquellos ligados al emprendimiento que muchas veces no cuentan con las herramientas necesarias para resistir.

Grandes, pequeñas o medianas, las empresas han sido uno de los sectores más afectados por la crisis mundial provocada por la pandemia. La baja en la producción, las dificultades para su normal funcionamiento, la logística y la pérdida de puestos de trabajo, significan un gran golpe a este sector. Sobre todo, a aquellos ligados al emprendimiento que muchas veces no cuentan con las herramientas necesarias para resistir.

Diversos países han puesto atención a esta problemática, entregando algunas soluciones dirigidas a la reactivación. Sin embargo, en muchos casos, la situación llega a ser crítica y aparece el momento de tomar decisiones drásticas, desde la reducción de personal hasta el cierre.

 

Reorganización de Empresa deudora

 

En nuestro país, desde 2014, está vigente la Ley de Reorganización y Liquidación de Activos de Empresas y Personas. Esta ley, como lo dice su nombre, permite a personas y empresas que se encuentran en serios problemas financieros, salir del endeudamiento. El objetivo no es hacer desaparecer el negocio, si no que ver la alternativa de que siga funcionando de forma financieramente responsable.

 

Liquidación de Empresa Deudora

 

En caso de que la reorganización no se logre, o definitivamente el funcionamiento de la empresa no sea viable, la opción es acogerse al procedimiento de liquidación los bienes de aquellas empresas que no puedan salvarse por sí solas. Este proceso de liquidación de bienes puede ser voluntario o forzado y consiste en la venta de todos los inventarios, además de activos físicos y financieros. De esta manera, es posible pagar deudas la deuda con todos los acreedores, poniendo fin a estas deudas y por ende a la obligación con cada uno de los acreedores.

 

La empresa deja así de funcionar, lo que permite al emprendedor replantearse el negocio y eventualmente empezar de nuevo.

 

¿Qué pasos debe realizar una empresa antes de comenzar la liquidación de bienes?

 

– Identificación de pasivos y activos

– Generar un balance

– Ver cuál es el objetivo y las posibilidades, ya sea para reorganizar o liquidar.

– Asesorarse por un abogado y un equipo contable que puedan hacerse cargo del procedimiento de forma estratégica y responsable.

 

Si necesitas mas información, comunícate con nosotros aquí

¿Te interesan nuestros servicios?

Solicita tu primera asesoría gratuita

Reservar ahora